Canelo expone su corona mundial

18 Jun

Ganar un título mundial ya es bastante difícil, pero dicen que mantenerlo es más difícil aún.

 

 

Con eso en mente, el sensacional campeón de peso mediano Jr. Saúl Canelo Álvarez, mexicano de 20 años, decidió dejar el entorno familiar de su país natal — adonde vive como una estrella de rock rodeado por paparazis — para entrenar en el ambiente más sereno de Big Bear, California.

 

 

Álvarez quería asegurarse de estar 100 por ciento enfocado y preparado para el peligroso desafío que le espera ante su retador obligatorio, el inglés Ryan Rhodes, a quien se enfrentará este sábado por la noche (HBO, 10:30 ET/PT) en el Arena Vicente Fernández Gómez de Guadalajara, México, la ciudad natal de Álvarez.

 

 

Álvarez, el peleador más popular de México, se adueñó de un cinturón vacante en 154 libras el 5 de marzo en Anaheim, California, con una decisión casi unánime sobre otro británico, Matthew Hatton, hermano menor del ex campeón de peso welter Jr. Ricky Hatton.

 

 

Álvarez (36-0-1, 26 KOs), prospecto del año 2010 de ESPN.com, dijo haber sacado la idea de entrenar en Big Bear de su promotor, Oscar de la Hoya de Golden Boy, quien también entrenó en Big Bear durante su estelar carrera.

 

“Me gustó mucho”, dijo Álvarez. “Fue un muy buen lugar para entrenar. Pude concentrarme mucho allí sin distracciones. El campo de entrenamiento se pasó muy rápido porque me encanta mi trabajo. A veces entrenar en casa es una distracción, de modo que prepararme en Big Bear fue un buen cambio. Tuve un buen campamento.

 

 

“Me llevó unos 10-15 días acostumbrarme a la altura. Era muy difícil respirar, correr 25 minutos parecía como una hora”.

 

 

José Chepo Reynoso, co-representante y co-entrenador de Álvarez, dijo que el cambio de campamento fue algo bueno.

 

 

“Me gusto hacer el campo de entrenamiento en Big Bear. Fue una preparación muy buena y tuvimos un campamento intenso”, dijo Reynoso. “Puedes ver que ahora tiene mucha confianza y concentración. Todos estamos muy entusiasmados de volver a México. Estamos listos para pelear ante nuestra gente”.

 

 

Como Big Bear está en el medio de las montañas, no hay mucho para hacer. Eso es lo que suelen decir todos los boxeadores que entrenan allí.

 

 

“No hacíamos nada más que entrenar, ver videos de Rhodes y ver películas”, dijo Reynoso. “Alquilamos más de 105 películas. Rhodes es un peleador complicado. Cambia de mano y es muy fuerte. Trabajó duro para superar eso”.

 

 

Aunque Álvarez no entrenó en casa, desde el momento que ganó su cinturón ha estado esperando con ansias su primera defensa en Guadalajara, adonde se hizo profesional a los 15 años y adonde ha disputado la mayoría de sus peleas.

 

 

“Soy como el vino fino. Mejoro con la edad. He tenido una carrera fantástica. He tenido muchos altibajos en mi carrera y creo que, a los 34 años, estoy en mi pico. Nunca había estado en mejores condiciones.

— Ryan Rhodes

 

 

“Cuando estábamos organizando su primera defensa, él nos dijo, ‘Quiero que sea en casa’. Y lo hicimos. Sabíamos que era importante para él y queríamos que pudiera pelear en Guadalajara, de donde viene”, dijo el jefe de operaciones de Golden Boy, David Itskowitch.

 

 

Dijo Álvarez, “Es un sueño hecho realidad. Estoy muy entusiasmado. Estoy muy contento de poder defender mi título en mi país, frente a mi gente. Mi público en Guadalajara y la gente de Guadalajara me ha apoyado desde el primer día. Así que estoy muy entusiasmado, estoy muy contento”.

 

 

En la pelea de apertura de “Boxing After Dark”, el peso ligero junior Jason Litzau (28-2, 21 KOs) de St. Paul, Minnesota, se enfrentará a Adrien Broner (20-0, 16 KOs), de Cincinnati, en un combate programado a 10 asaltos.

 

 

Broner viene de una victoria pareja ante el ex campeón de peso pluma Daniel Ponce De León en marzo en la cartelera de Álvarez-Hatton, pero no se ganó el cariño de los fans con su enfoque prudente y cauteloso. Litzau, un peleador que complace al público, capturó una victoria inesperada por HBO en su última pelea superando por puntos al estimado Celestino Caballero en noviembre.

 

 

Álvarez aspira a estar involucrado en importantes combates de PPV. Dijo que cree que podría estar listo para una pelea con el campeón de peso welter y rey libra-por-libra Manny Pacquiao el año próximo. También se corren rumores, sobre todo en México, sobre un futuro enfrentamiento con el campeón de peso mediano Julio Cesar Chávez Jr., que podría ser un combate masivo.

 

 

“Sabes, en el futuro podemos hablar de eso”, dijo Álvarez sobre Chávez. “Ahora mismo, tengo otras cosas en la cabeza. Me estoy concentrando en esta pelea. Así que tal vez en algún momento del futuro, si se puede llegar a un acuerdo. Si los promotores encuentran la forma, entonces sí, claro que lo consideraría”.

 

 

Pero Álvarez no tiene una presa fácil para su primera defensa. Rhodes (45-4, 31 KOs), zurdo de 34 años, es un retador digno y experimentado. Mientras que Álvarez acaba de subir a peso mediano junior desde peso welter, Rhodes ha competido la mayor parte de su carrera profesional de 16 años en peso mediano.

 

 

“Rhodes es un peleador fuerte y va a ser difícil”, dijo Álvarez. “Puede dar buenos golpes y es raro porque puede cambiar de mano”.

 

 

Rhodes, ex campeón europeo de peso mediano junior, está hambriento. Solamente ha tenido una oportunidad de competir por el título — en 1997, cuando perdió una decisión pareja ante Otis Grant. (También perdió un combate por un título interino de peso mediano en 1999.)

 

 

Le ha llevado años a Rhodes conseguir otra oportunidad, pero se la ha ganado con una racha victoriosa de 10 peleas desde el 2006, incluyendo un nocaut sobre Jamie Moore en el séptimo asalto por el título europeo en un sensacional combate disputado en el 2007. Está peleando como en los mejores momentos de su carrera.

 

 

“Soy como el vino fino. Mejoro con la edad”, dijo Rhodes. “He tenido una carrera fantástica. He tenido muchos altibajos en mi carrera y creo que, a los 34 años, estoy en mi pico. Nunca había estado en mejores condiciones. Incluso a los 20, 21 años cuando estaba compitiendo por títulos mundiales, creo que ahora soy un peleador más completo. Soy un mejor luchador en general. Me llevó tiempo conseguir esta pelea, pero ahora la tenemos”.

 

 

Éste será el primer combate de Rhodes fuera del Reino Unido, pero llegó a México dos semanas antes para adaptarse al clima, a la altura, y al cambio horario.

 

 

Y parecía estar tranquilo con el concepto de pelear en territorio hostil, adonde probablemente las únicas personas que alienten por él serán los hombres de su rincón.

 

 

“Va a ser un tema, pero creo que soy lo suficientemente maduro e inteligente como para no dejar que eso me afecte de ningún modo”, dijo Rhodes. “Obviamente, cuando suene esa campana, creo que habrá 15,000 mexicanos gritando. Pero no podrán entrar al ring e influenciar o ayudar a Canelo de ninguna manera. Cuando suene esa campana, vamos a ser él y yo, y ganará el mejor”.

 
Dan Rafael es analista de boxeo para ESPN.com. Cubrió las peleas de mayor envergadura en los últimos cinco años para el diario USA Today, incluidos combates con púgiles de la talla de Oscar de la Hoya, Félix Trinidad, Lennox Lewis, Mike Tyson y Bernard Hopkins, entre otros. Consulta suarchivo de columnas.

 

 

 

 

Canelo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Deportes 007

Cronicas del Deporte

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: