Melky sacrifica el fisico

12 Jun

Melky Cabrera

CHICAGO — La explosividad que durante su carrera se le ha visto a Melky Cabrera no está en este momento con él.

El dominicano apenas y puede correr, debido a molestias que tiene en sus corvas y por las cuales debe pasar largo rato en el cuarto de preparadores fisicos, para que le den masajes, le hagan terapia y le coloquen las cintas adhesivas que sirven para mantener apretados los músculos de sus piernas.

Por esas razones la productividad de Cabrera ha estado limitada en las últimas semanas, aun cuando se ha mantenido dando su aporte a la causa de los Azulejos de Toronto.

Al jardinero no le importa el riesgo que le representa el seguir en acción, sin tomar el descanso necesario para recuperarse de las lesiones que tiene, para él lo importante es cumplir con el compromiso que tiene con la organización canadiense, que le ofreció un contrato de por dos temporadas y 16 millones de dólares durante el receso entre campañas, pese a la suspensión –50 juegos — que cumplió el año pasado, por dar positivo al uso de sustancia prohibidas.

“Yo sacrificaría mí físico por ganar, porque yo vengo de una finca en la que a uno lo que le enseñan es ganar, ganar y ganar y eso es lo que me gusta y lo que yo quiero hacer aquí, por eso sigo jugando”, dijo Cabrera, quien fue firmado para el profesional por los Yankees de Nueva York, en el 2001 y debutó con ellos en Grandes Ligas en el 2005

El dominicano aseguró que el esfuerzo que está haciendo ahorita para mantenerse en juego es solo por ese deseo y sentido de responsabilidad de ayudar a los Azulejos a ganar, dejando de lado toda la atención que sobre él se ha generado desde la temporada pasado por el uso de esteroides y por el pacto que logró con Toronto.

“Yo no veo mucha atención, siempre estoy normal y creo que la gente me ve normal, como un pelotero común. He estado jugando mi pelota como siempre lo he hecho, tranquilo, dando el cien por ciento, riéndome y gozando de este juego”, sentenció.

Para Cabrera hay diferentes forma de serle útil a un equipo y de contribuir para ayudarlo a ganar y a salir de un mal momento, como en el que ha estado el conjunto de los Azulejos desde que inició la campaña, siendo hasta el momento uno de los peores fracasos de este 2013.

“Uno tiene que trabajar fuerte todos los días y dar siempre el cien por ciento en el juego. No es que uno siempre tiene que batear, a veces tienes que ayudar al equipo en la defensa o en cualquier otra cosa, lo importante es ayudar al equipo a ganar, eso es lo que a mí más me importa”, expresó el pelotero de 28 años de edad, quien agregó: “Sé que puedo hacer más de lo que he hecho, pero ahorita estoy lesionado de los hamstring. Estoy jugando así, pero sé que voy a echar para adelante y voy a poner mis números como siempre lo hecho. Falta mucha pelota todavía”.

Ciertamente sus registros –.286 de promedio al bate, con 11 dobles, dos triples, tres jonrones, 28 carreras anotadas y 23 remolcadas; además de un porcentaje de embasado de .328, con .381 de slugging y .709 de OPS — no han estado a la altura de los alcanzados en los dos últimos años, en los que jugó con los Reales de Kansas City y con los Gigantes de San Francisco, pero se han mantenido en los estándares de sus primeros seis años en Grandes Ligas.

Quizás para los Azulejos y para los aficionados no sean esos los números que esperan de Cabrera, pero con esas estadísticas él incluso ha sido el pelotero — entre los que llegaron nuevos para esta campaña — de mejor rendimiento en el equipo durante esta temporada.

Su ofensiva ha ido en ascenso mes a mes, luego de un lento arranque, al batear tan solo para .241, con un doble, dos triples, ocho anotadas, seis impulsadas, .291 de porcentaje de embasado (OBP), .287 de slugging y .578 de OPS en abril. En mayo ligó para .319, con diez dobles, dos jonrones, 15 registradas, 14 fletadas, con .319 de OBP, .460 de slugging y .821 de OPS; mientras que en lo que va de junio tiene promedio de .323, con un cuadrangular cinco anotadas, tres remolcadas, con .323 de OBP, .419 de slugging y .763 de OPS.

Eso, sin embargo, no es consuelo para el dominicano, quien hace hincapié en el tiempo que todavía queda por delante en este 2013 y en el que él espera no solo mejorar su producción sino que Toronto también consiga el rumbo perdido, ya que se encuentran en el último lugar de la División Este de la Liga Americana, con diez juegos de desventaja de losMedias Rojas de Boston.

“Todavía no hemos podido cumplir con las expectativas para ganar, pero tenemos mucha fe y confianza de que vamos a ganar. Las lesiones nos han afectado un poco, especialmente las que han tenido los pitchers, los del bullpen y algunos abridores. La lesión de José Reyes, quien es un tremendo pelotero, también nos ha costado un poco. Pero nosotros no podemos contar con ellos que no están, tenemos que contar con los que están y mantenernos fuerte. Ahora estamos jugando mucho mejor y más acoplado. Todavía creemos que podemos llegar lejos”, dijo Cabrera.

Billy Russo / ESPN


Publicado por Blogger para El Mejor…..¡ el 6/12/2013 12:31:00 p.m.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Deportes 007

Cronicas del Deporte

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: