Rogers Hornsby, pasi ón pura por el juego

8 Aug

rogers-hornsby-cardinals.jpg

“Desde que pude balbucear palabras

supongo que escogí el béisbol como

la profesión que deseaba para mi ”

ROGER HORNSBY

De este jugador puede decirse que merece un mejor puesto en la historia del que posee, se ha sido injusto con la verdadera dimensión de un pelotero del infield como Roger Hornsby.

Un 10 de Septiembre de 1915 comenzó Hornsby una brillante carrera que se espaciaría por unos 23 años (fundamentalmente con el equipo de San Luis y brevemente con Bravos de Boston y los Cachorros), en los cuales obtuvo dos MVP, nueve lideratos de OBP y SLG, siete lideratos de bateo de la LN y siete de Total de bases alcanzadas, 5 de carreras anotadas, 4 de hits y de fletadas y dos de cuadrangulares. En 1924 se convirtió en el primer hombre del viejo circuito en quedar líder de OBP por encima de los 0.500 (0.507), hazaña que sólo pudo igualar 77 años después Barry Bonds. En esa temporada de 1924 estableció un record que aún perdura : ganó su quinta corona de bateo con promedio de 424, el más alto que jugador alguno de la Nacional haya logrado en todos los tiempos. Al propio tiempo Hornsby ganó junto a SL la Serie Mundial de 1926, derrotando a la tropa de Ruth y Gehrig, y perdió la de 1929 acompañando al elenco de los Cachorros de Chicago. Podría afirmarse que mientras Cobb, Ruth, Gehrig y Foxx reinaban a sus anchas en la Americana Roger Hornsby lo hacía en el viejo circuito y con descomunales actuaciones. Una muestra a manera de botón: en 1921 además de ser líder en dobles (44), lo fue en triples (18), lideró en anotadas, bateo (401, primer jugador de la nacional en romper el celofán de los 400 puntos de promedio) , hits, empujadas, OBP, SLG, OPS y total de bases alcanzadas con 378, en la temporada siguiente llegó a 450 bases alcanzadas, cifra que nadie en la historia después de 1922 ha alcanzado, y que Ruth ( 457) había establecido el año previo como la marca absoluta. Hornsby, por cierto en 1922, la temporada que se conoce como la más demoledora ofensivamente hablando por parte de un toletero, ganó la triple corona de la Nacional con 401 / 42 / 152, hazaña que repitió en 1925 ( 403/ 39 /143), de hecho sólo Hornsby y Ted Williams (1942 /1947) han repetido esta exigentísima hazaña.

Si bien es cierto que en las últimas ocho campañas de Hornsby bajó un poco en espectacularidad sus numeritos, no haciéndose de ningún liderato de liga, al menos en 4 de ellas estuvo encima del potro de los 300 y con OBP promedio de 0.400.

Al final de su carrera, en la que alternó como manager-jugador, el versátil Hornsby (jugó tanto en la intermedia como en el SS y la antesala) acumuló los siguientes guarismos: 2939 hits ( 541 dobles, 169 triples y 301 cuadrangulares), 1579 CA, 1584 empujadas, 1038 BB, 358 de promedio de bateo , 0.434 de OBP y 0.577 de SLG con 5 campañas de 100 o más remolques y 9 con 90 o más. El índice HoFer (“Hall of Fame Standard) de Bill James le da un puntaje de 76 sobre 100! Con todo y esto Roegr Hornsby tuvo que presentarse ante los cronistas 5 veces antes de ser exaltado!. De hecho cuando al final (1942) fue inmortalizado obtuvo 78.1% de los votos, apenas un 3.1% por encima del mínimo requerido para entrar en Cooperstown. ¿A qué se debió esta aparente injusticia?

Mucho podríamos especularse, tal vez le afectó su carácter que no sabía de medias pintas. En todo caso su primera votación su tercera votación (1938) de un pírrico 17.6%, descendiendo casi 29 puntos respecto a la primera es un flagrante insulto a la valía de Hornsby, “El Rajá”, como también era conocido en los parques de béisbol.

Si, hoy por hoy sigue siendo el bateador derecho con mayor promedio al plato, observamos que con él la historia no ha sido muy justa que se diga.

En una ocasión Hornsby dijo algo que debía uno llevar en el corazón como fanático a este deporte: ” La gente me pregunta lo que hago en invierno, cuando no hay béisbol. Te diré lo que hago. Miro por la ventana y espero la primavera”

Roger Hornsby supo imprimirle amor y pasión a este deporte que escogió como forma de vida, eso es imposible que se lo escamoteen los prejuicios de unos cuantos cegatos y resentidos. ¡Es un monumento, más reluciente que la placa de Cooperstown, que está allí, construido con sudor, talento y determinación!

José Alberto Medina Molero

jamedina11@gmail.com


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/08/2013 11:13:00 a.m.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Deportes 007

Cronicas del Deporte

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: