Entrena a tu ritmo

22 May

Entrena a tu ritmo

Uno de los principios básicos del entrenamiento es la publicidad agresiva para los ambiciosos, impacientes corredores, especialmente los principiantes. Tienes que entrenar día a día con menor intensidad que si fueras a por tu mejor marca. No puedes correr al máximo todos los días.
Los esfuerzos máximos son reglas, que mejor se tratan en dosis pequeñas y bien divididas. Muchos días necesitas pararte; encuentra tus límites en carreras, luego tómatelo con más calma. El secreto está en encontrar un ritmo cómodo que sea lo suficientemente fácil para poder seguirlo día tras día, pero no tan suave como para perder los beneficios del entrenamiento.
Una manera de medir el esfuerzo es controlar tu corazón con un monitor medidor del ritmo cardiaco. Esto te ayuda a correr a un cierto porcentaje del ritmo máximo de tu corazón sin traspasar el límite corriendo demasiado deprisa.

Hay una forma más sencilla de mantener un ritmo adecuado para ti. Simplemente relájate. Deja que pase lo que sea con tu ritmo durante el entrenamiento. Correr relajado significa no poner límites de tiempo: se trata, más bien, de aceptar el ritmo que te apetezca ese día, teniendo en cuenta lo que permitan las condiciones. ¿Cómo te puedes relajar y que tu cuerpo encuentre el ritmo adecuado para ese día? Aquí van tres sugerencias:
ENTRENA DURANTE UN TIEMPO ESPECÍFICO
Ponle tiempo a tu entrenamiento –por ejemplo, 45 minutos– pero no te preocupes por la distancia que recorras.
ENTRENA UNA DISTANCIA MEDIDA
Pero no calcules el tiempo del recorrido.

CORRE UNA DISTANCIA MEDIDA Y CALCULA EL TIEMPO TOTAL DE TU ENTRENAMIENTO
Pero no mires el reloj durante la sesión. Simplemente corre al ritmo que te sea cómodo. En tu diario de entrenamiento apunta la distancia o el tiempo, no ambos. Haciendo tus entrenamientos relajados de cualquiera de estas formas, te protegerás de los efectos dañinos de correr en contra de ti mismo en los entrenamientos.

Es difícil trotar de forma sencilla y relajada, hasta para los principiantes. Por ejemplo, los alumnos que tengo, en sus primeras clases quieren mirar sus relojes, no sus cuerpos. Muchos de ellos me preguntan: ¿Cómo de rápido? Para controlar esta tendencia, y aún así contestado con números, les recomiendo mirar el tiempo final y calcular la media por kilómetro.

Mucha rapidez y gran esfuerzo siempre se ven sin compensación después de estos entrenamientos. Para reforzar la idea de no llegar a los límites, doy un premio al corredor que más se acerque al tiempo que sea su objetivo, que ronda los 1 ó 2 minutos más lento que el ritmo de una carrera de 5 km.

Aún así, algunos de mis alumnos se quejan de que el entrenamiento es demasiado fácil. Se supone que tiene que ser sencillo, les digo, y luego les pregunto que si podrían volver mañana y correr igual otra vez. ¿Podrían realizar esto mismo 3-6 días a la semana, mes a mes, durante años, y nunca cansarse de ello? Después de todo, ésa es la meta: esforzarse menos de lo normal; esto hará que vuelvas a por más.


Publicado por Blogger para La Pagina del corredor el 5/20/2016 09:39:00 a. m.

icon-envelope-tick-round-orange-v1.png Libre de virus. www.avast.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Deportes 007

Cronicas del Deporte

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: